The Woman Who Still Wants To Marry

- MSA - | 1:26 | , , , , , , , ,

Saltar a "Comentarios Finales" para la versión resumida.
Título largo si alguna vez los habrá habido... también conocida como Still, Marry Me, La Mujer Que Aún Quiere Casarse ( 아직도 결혼하고 싶은 여자) es un drama que no planeaba ver. Francamente, el título me daba algo de miedo, jaja. Me hizo pensar en The Man Who Can't Get Married, película hecha drama que no salió muy bien, y pensé que era su versión en femenino.

Ay, qué equivocada estaba. Para quienes los hayan visto, esta serie es como un punto intermedio entre Dal Ja's Spring y My Sweet Seoul, dos dramas que me gustaron mucho por su enfoque en la vida de sus protagonistas, las mujeres, y por su importancia como personas más allá de su vida romántica. Ya dicho eso, no estoy diciendo que el romance no tiene pantalla aquí... muy por el contrario.











Yaaay! KCorner ahora tiene música!

Este drama muestra la vida de tres mujeres que están cerrando un capítulo de su vida y entrando en el siguiente. Lee Shin Young, Jung Da Jung y Kim Boo Ki son tres mujeres de treintañeras cuyas relaciones amorosas han fracasado debido a las ambiciones de su carrera, pero se encuentran con la oportunidad de empezar de nuevo.





En el drama, Ha Min Jae es un estudiante universitario de 24 años de edad que se crió en medio de peleas. Es un "chico malo" que no cree en el amor. Por mala suerte se encuentra con la periodista Lee Shin Young, quien es 10 años mayor que él, una alocada y torpe reportera que es más que sólo un dolor de cabeza para sus jefes, por lo que estos desesperados por los derrumbes que causa la mandan lejos a cubrir especiales. La pobre tiene tan mala suerte que ni el asistente que le asignan puede acompañarla en su último reportaje y es durante esos momentos en los que ella se topa con Ha Min Jae.
 source. Dramawiki






La sinopsis de la historia... es un lío. Lo cierto es que Still, Marry Me trata tantas cosas a la vez y se concentra en tantos personajes que es difícil hablar de ella sin terminar contando un spoiler.

Lo que más me gusta es que, a pesar de su título, la serie no se centra en el matrimonio. Oh, sí, seguro, sus protagonistas están obsesionadas con casarse - dos de tres, al menos - pero creo que se trata más de la actitud de estas mujeres, exitosas y que se precian a sí mismas, y que a pesar de todo los desengaños amorosos y de su edad aún buscan ese futuro feliz al lado de alguien - no cualquiera, sino una verdadera persona a la que realmente amen. El drama es pseudo-realista, porque muestra la realidad de una sociedad donde las mujeres cada vez se están casando más y más tarde, explorando sus carreras profesionales y aprendiendo a amarse a sí mismas por quiénes son. También rompe la fantasía del
"y vivieron felices para siempre", porque en la realidad no hay un final perfectamente atado y todo continúa; por ejemplo, el matrimonio que Jung Da Jung consideraba como la clave de su felicidad, el final de sus preocupaciones, prueba no ser más que el principio.
Primero lo primero: esta serie es, en realidad, una secuela del drama
The Woman Who Wants To Marry, del 2004. Todos los personajes excepto su protagonista, Shin Young, son diferentes - y ninguno de los actores originales participa aquí. Además, y hasta donde sé, el drama no hace referencia alguna a su antecesor, así que considérenlo aparte; no es necesario ver el anterior (que no tiene subtítulos) para disfrutar éste. 





La escritora hizo un gran trabajo moldeando a los personajes, todos imperfectos y "realistas", lo que hace posible que uno se encariñe de ellos y los apoye. Incluso en las situaciones más bizarras (y sí que hay una...), el espectador las acepta y siente junto a los protagonistas sus emociones, porque son así de atractivos. Claro que el reparto hizo un gran trabajo, también, porque de lo contrario sus roles no hubieran sido ni la mitad de interesantes. Trivia 1: la guionista es la misma que escribió Women in the Sun. Trivia 2: el director hace un cameo durante uno de los episodios. 


Me enamoré de la banda sonora - y especialmente de cómo es empleada. Siempre aprecio a los dramas que saben cuando no abusar de su música, y éste es uno de ellos.
Como ya dije, Still, Marry Me tiene una gran cantidad de protagonistas y todos son tratados con cariño y cuidado. Primero voy a hablar del bastión del drama, de las heroínas, de nuestras tres amigas tan distintas pero tan unidas: Jung Da Jung, Lee Shin Young y Kim Ki Boo. Me encanta la dinámica de estas tres mujeres, radicalmente diferentes. Más allá de una pareja, los amigos, los verdaderos amigos son lo más importante - y el drama sabe demostrarlo. Al final del día son ellas tres la constante, siempre al lado de las otras, a pesar de los ocasionales resbalones, que se apoyan entre sí y en quienes se refugian cuando las cosas no les van bien. 





Jung Da Jung es una mujer que bien podría haber odiado - su actitud molesta y superficial, su determinación de casarse, como si la única prueba de éxito en la vida de una mujer sea conseguir un buen esposo, y su forma de hablar; era la receta perfecta para mi odio. Es aquí donde entra en juego la genial interpretación de Eom Ji Won, quien hizo que me enamorara de Da Jung. Hay algo en esta actriz y en la forma que actúa, cierto espíritu de vulnerabilidad y honestidad que me convencen y que hacen que me encuentre deseándole la mayor felicidad en el mundo. Además (y afortunadamente), su personaje evoluciona a lo largo de la serie, madura y aprende lecciones en la vida que la hacen crecer. Hacia el final de la serie tendrá una actitud diferente - pero nunca dejará de ser Da Jung.
En el otro extremo tenemos a Kim Boo Ki, una asesora de restaurantes exitosa e independiente, quien después de librarse de una relación de 10 años con su novio de la universidad se siente feliz y satisfecha con ser soltera. Es la más práctica de las 3, y a pesar de no buscar amor - ella se siente satisfecha y feliz tal y como está -, no es tampoco una feminista a ultranza de esas que dicen "los hombres no sirven de nada". Boo Ki es la psicóloga residente del trío, y aún cuando sus amigas no comparten su forma tan despreocupada de ver la vida, aprecian su sinceridad y a menudo se calman después de escucharla decir que sí, en efecto, el mundo no se va a acabar al día siguiente sólo porque sus relaciones estén pasando por un mal momento. Wan Bit Na hizo un gran trabajo en este papel! Me encantó que el guión fuera fiel a su personaje y que la escritora no intentara darle un "final cerrado'. "Si el amor tiene que llegar, llegará; sino, estoy cómoda y feliz ya."

Y por último, nuestra protagonista, cuya filosofía de vida se encuentra en el medio de las otras dos - una mujer de 34 años, exitosa pero aún encontrando problemas día a día, una reportera de curiosidad insaciable, cuya pasión hacia su trabajo la llevó varias veces a dejar de lado su vida amorosa, Lee Shin Young. Ahh, Lee Shing Young. Lo mío fue adoración desde el primer capítulo. Aún cuando metía la pata, aún cuando actuaba demasiado infantil, aún cuando todos sabíamos que sus acciones iban a regresar para patearle el trasero... no pude evitar estar de su lado, animándola, sufriendo con ella, o exultante por sus triunfos. No me pasaba algo así desde la primera vez que vi Dal Ja's Spring. Park Jin Hee hizo un trabajo más que genial en este drama, abrazando la fragilidad de Shin Young y a la vez demostrándonos toda su fuerza y vitalidad. 
...Además, Shin Young grita "YEOW!" de placer cuando ve algo genial. Y por genial estoy refiriéndome a Min Jae. Toda mujer que suelte grititos se gana un 10++++++ en mi lista.
El novio 10 años más jóven, Ha Min Jae. Min Jae es la ternura personalizada. Y es difícil ser tierno y aún así parecer masculino - pero este muchachito lo logra. Muchos lo han dicho ya, pero coincido en que este papel de "noona killer" le queda mucho mejor a Kim Bum que su anterior rol en Boys Over Flowers. Se trata de un talentoso músico y compositor, famoso en la escena indie, que está cursando sus últimos años en la universidad. Como explica en la serie, tuvo una juventud rebelde y era un adolescente bastante jodido hasta que conoció a su tutor y posterior amigo, Ban Seok. 
Me encanta su personaje - y no sólo porque adore a Kim Bum. En el drama nos permiten ver muchas facetas suyas, sin forzarnos ninguna que diga "MIREN, ÉL SE COMPORTA ASÍ POR TAL Y TAL". Por ejemplo, uno de mis momentos favoritos es cuando está en casa de su madre y llega su abuela paterna. El diálogo entre él y su abuela, y más tarde entre él y su madre nos deja intuir muchas cosas de su pasado, pero lo hace de forma tal que es el espectador quien tiene que sacar todas las conclusiones.


Yo también sonreiría así de estar
en la espalda de Kim Bum...
Ahora bien, por mucho que a mí me gustan las relaciones noona-dongsaeng, 10 años raya en los límites de mis sensibilidades... pero al igual que en el drama What's Up Fox?, los actores me vendieron la relación. Hay una química genial entre Shin Young y Min Jae, y por "química" no sólo digo que saltan chispas entre ellos, sino a la armonía entre sus personalidades. Porque a pesar de todos los chistes y las escenas de skinship que tan locas nos vuelven, hay algo en la forma en que estos dos interactúan, tan felices, tan dichosos, algo... inocente e infantil, en el buen sentido, que me hace feliz sólo de verlos. 

Na Ban Seok, médico de acupuntura china y romántico empedernido, tiene una gracia infantil imposible de creer en un hombre de su edad. Es cuestión de verlo y pensar "¿Dónde ha estado viviendo todo este tiempo?", pero no se puede evitar amarlo. Incluso en sus momentos más irritantes, donde su inocencia se vuelve un hastío y uno se da cuenta que aún le falta madurar, es una buena persona a la que le deseas lo mejor. 
La historia que tienen él y Da Jung es de las más graciosas que he visto en un tiempo, en cuanto a pareja secundaria se refiere. Y en cuanto a su familia, me pareció tanto interesante como doloroso, al ser apenas una pizca de la vida familiar que muchas mujeres sufren cuando se casan.
Al actor, Choi Cheol Ho, ya lo había visto en roles más pesados, y su interpretación tan cómica y desenfadada me dejó incrédula. Este hombre es un maestro.
Yoon Sang Woo fue el personaje que sufrió más altibajos en lo que mi opinión personal se refiere: al principio lo odié, después me cayó genial, después me confundió... es una de las fortalezas de este show, no mostrar a nadie en "blanco y negro", pero al final me sentí un poco desconectada de su personaje. Sí voy a aplaudir la interpretación de Lee Pil Mo, superficial e insípida al comienzo, para después dar lugar a capas y capas de profundidad emocional. Esta ha sido una de las pocas ocasiones en las que me he encariñado de un personaje al que al principio no podía ver ni en pintura. Gran trabajo.

No puedo dejar de mencionar a Sang Mi, un papel clave en el desarrollo del drama. Podría dedicar toda una reseña a trazar paralelos entre ella y Shing Young, pero eso sería estropear un poco la historia. 
Me gusta que su personaje no sea perfecto, y que esté llena de defectos. Me gusta que sea débil y cobarde - sólo porque después se recupera y encuentra valor al respetarse a sí misma, al decidir que quiere ser feliz.
Eligieron una gran, hermosa actriz para su rol, Park Ji Yeong, quien a pesar de no tener muchos trabajos bajo el brazo presenta una gama de emociones increíble. 

Algo especial que tiene Still, Marry Me, es que en ningún momento supe como iba a terminar. Sí, obviamente, deseaba y confiaba en que la comedia romántica terminara con nuestros protagonistas juntos, pero nunca sentí la certeza de que así fuera a ser - porque podía ver muchos posibles finales, y ninguno de ellos parecía inverosímil. Incluso a 30 minutos del final del show, mitad de mí rogaba que terminaran felices y abrazados, mientras que la otra se imaginaba una resolución ala Soulmate, dejándolo todo al Destino y al "si tiene que ser, será".
_____________________________
Comentarios Finales:
Si estás buscando una comedia con algo de introspección, con muchas escenas adorables y personajes que se te queden en la cabeza, entonces The Woman Who Still Wants To Marry te va a encantar. Sin ser un derroche continuo de azúcar, es un drama para todos aquellos que aún eligen apostar por el romanticismo y el amor.

Disfruté muchísimo de las referencias que hace a la realidad de las mujeres solteras de Corea - bueno, qué, de las mujeres en general - y espero ver dramas que sigan profundizando en esto. Los primeros dos, quizás tres episodios pueden resultar algo lentos, pero después la historia realmente se vuelve interesante.

A observar! Por Dios... Kim Bum. KIM BUM. Shin Young y sus amigas. Sang Mi... lo cierto es que no puedo elegir. Estoy enamorada del show.

Lo malo es que el último episodio no me agradó del todo. Siento que estuvo apresurado, como si no alcanzaran a concluir todo lo que habían iniciado - y es cierto. Quizás un episodio más habría ayudado? Además, para qué  negarlo... no quería dejar ir a Shin Young y a Min Jae. 

Eso sí, moto=angst? Golpe bajo, Show. Min Jae ya tenía un auto genial, no necesitaba una moto para efectos dramáticos.

Puntuación Final: 8.9/10

Entradas más Populares

 
KCorner Copyright © 2010 Prozine Theme is Designed by Lasantha Home | RSS Feed | Comment RSS