Dramas: La Gran Montaña Rusa Comments

- MSA - | 2:06 | ,

Soy una gran fanática de las montañas rusas. Las conocí por primera vez a comienzos del 2006, cuando me fui de viaje (y de vieja, que era la más grande en todo el grupo) a Orlando, Florida. Haciendo fila para subirme a la primera, se me ocurrió que quizás podría tener alguna fobia oculta a las alturas y que todo aquello era una pésima idea, y estuve a un paso de salir corriendo si no fuera porque una amiga me agarró del brazo y me clavó las uñas con tanta fuerza que me quedé a su lado lloriqueando hasta que nos sentamos en el juego. Más tarde se lo agradecería mucho.
Juro que esta anécdota tiene un punto. En fin, había una montaña rusa en particular a la que realmente me quería subir - a SheiKra, la famosa montaña de caída de 90 grados. Recuerdo que, aún con unos "fast pass" que nos permitían ir más rápido, estuvimos esperando unas dos horas y media. Cuando finalmente llegamos, mi corazón estaba latiendo con tanta fuerza que pensé que me iba a desmayar. Desde la cima del juego se podía ver casi la mitad del parque, y nos estábamos por sentar en la segunda fila, así que mis expectativas rayaban el cielo. Entonces nos sentamos, nos abrochamos los cinturones, nos bajaron las barras de seguridad... tomé aire y me aferré con fuerza. Comenzó lento, para después acelerar más y más... nos acercábamos al borde y BAM! salió disparada como una bazooka. Gritamos como monos, se nos llenaros los ojos de lágrimas por el aire, y entonces vi la caída. No era de 90 grados. Caímos rápido, sí, pero otras montañas rusas habían tenido más velocidad. Y en cuanto llegamos al final, continuamos por unos cinco segundos más en una vía derecha, tranquila, hasta que llegamos al final. Casi tres horas de mi vida por 20 segundos que, al final, no habían sido tan divertidos como esperaba. Hoy, cuatro años después, he llegado a la conclusión de que los dramas son muy parecidos a una montaña rusa.

Es cierto que el tiempo borra los malos recuerdos...
me había olvidado de porqué dejé de verte.
Sé que no es una conclusión particularmente original - quizás ya a muchos de ustedes se les haya dado por pensar lo mismo - pero me sorprendí al terminar de ver una de mis "deudas pendientes", Creating Destiny, a la que dejé congelada el año pasado, y notar ese mismo regusto amargo en la boca de haber aguantado tres horas de espera por un viaje completamente insatisfactorio, memoria que en todos estos años jamás había recordado. Cabe mencionar, además, que en este caso no fueron tres horas sino más de treinta. 



Dejando de lado mi idiotez por aguantarme 31 horas de...eso, y para liberar un poco de la frustración que aún me está mordiendo, se me ocurrió escribir esto.Así pues, les presento a las Montañas Rusas de nuestro parque de atracciones preferido, K-DRAMALANDIA.

La 'Pobre' - un Drama del que nadie habla, sin pena ni gloria. Nadie te ha dicho nada, no ves mucha gente en la fila, o quizás sí pero no conoces a nadie y lo cierto es que te da vergüenza preguntar. Esperas por poco tiempo, quizás media hora como mucho. Cuando te sientas estás algo nervioso, porque el carro no se ve muy bonito y sólo tienen un pequeño cinturón de seguridad que parece haber sido reciclado de un cementerio de autos. Cuando la vuelta comienza, no tienes muchas esperanzas de que sea genial, y efectivamente, no fue nada del otro mundo, a lo más te quedará la espalda doliendo por un rato, pero eso es todo.

La 'Malentendida' - un Drama que comenzó bien y que después se fue al caño. Un par de semanas atrás el parque cercano a tu casa estrenó una montaña nueva, y un montón de gente fue a la inauguración excepto tú (quien sabe, quizás estabas atorado en el baño con algún problemita digestivo), así que ahora has decidido que tienes que ir. Como no quieres que nadie te cuente nada te vas directo al juego y miras esperanzado las bonitas vueltas que parece que hace. Entonces te subes, la montaña arranca, la subida comienza bien, bien... y entonces el carrito empieza a traquetear y ya no estás muy cómodo y OH DIOS QUÉ ESTÁ PASANDO. En cuanto te bajas sales a vaciar el estómago y tu amigo que te ha seguido hasta allí te alcanza una servilleta y te dice "Te íbamos a avisar, pero..."

La 'Grossa' - un Drama con mucha popularidad que, de hecho, resultó ser bien merecida. Has estado acampando en esa fila con tus amigos una noche entera, que al día siguiente es la inauguración. Te has llevado de todo para no perderte ni un momento, cámara de video y garrote para golpear a quien se atreva a intentar subir primero incluidos. Finalmente llega el gran momento y todos arremeten hacia dentro. Consigues tu lugar, te acomodas con una sonrisa de oreja a oreja y, en lo que te das cuenta, el viaje ya se terminó y te bajas tambaleando, con el pelo hecho un desastre. Ha sido un recorrido pesado, con insospechadas subidas y bajadas, momentos en los que gritaste, en los que reíste, en los que te largaste a llorar... tendrás que pasar por el baño a adecentarte, pero cuánto lo has disfrutado!

La ShreiKa, aka 'Trampa para Turistas' - un Drama esperado, anticipado, con una base de fans increíbles que en realidad apesta. Cuánto esperaste este momento, cuántas veces le contaste a tus amigos lo mucho que te ibas a divertir, lo genial que iba a ser, lo afortunado que eras de que la construyeran cerca de ti, en fin, qué cool que era, sólo para llegar con tu familia, hermanos y perro, subirte, dar dos vueltas miserables y, al regresar, tener que explicar a todos que no fue tan cool como esperabas. Sécate las lágrimas, fan, que siempre habrá más montañas rusas en el mar. En el mar? 

La 'Ah, esa de por allí...' - un Drama no muy conocido, ignorado, que esconde pura genialidad. Estuviste dando vueltas por K-DRAMALANDIA toda la tarde y te duelen los pies; piensas que ya es hora de volver a casa pero te da pena, así que miras alrededor una vez más... y entonces notas la entrada a un juego que se te había pasado por alto. Te acercas y sí, de hecho, que es una montaña rusa. No hay nadie, y preguntas si está rota o algo así, pero te dicen que no y te invitan a pasar. Te sientas, te abrochas el cinturón, y esperas a que el carro se encienda, curioso. Entonces comienza... ay mamá, de dónde me agarro que esto me lleva al diablo. Cuando termina todo te sientes mareado y te dan ganas de volver a subir, pero se te ocurre que quizás sea mucho de una sola vez. Te juras que jamás lo vas a olvidar y que sería buena idea compartir el secreto de esa montaña con más gente.

He tenido suerte y hasta cierto punto me considero una "consentida", porque de todas éstas a las que más me he subido ha sido a las Grossas - después a unas cuantas Pobres, a una Malentendida, a dos Trampas de Turistas, y a dos De por Allí... muchas montañas, muchos trayectos, muchas subidas, muchas expectativas. A veces llegarás al final, mirarás para atrás y te darás cuenta de que el recorrido, después de todo, no valía la pena... pero aún así no podrás esperar hasta subirte a otra nueva. ¿Qué podemos hacer? Si somos todos unos fanáticos de los dramas.

¿A cuántas montañas se han subido ustedes? ¿Han sido más las malas, o las buenas?

Entradas más Populares

 
KCorner Copyright © 2010 Prozine Theme is Designed by Lasantha Home | RSS Feed | Comment RSS