My Name is Kim Sam Soon Comments

- MSA - | 21:44 | , , , , , , , , , , ,


Saltar a "Comentarios Finales" para la versión resumida.
Qué puedo decir de Mi Nombre es Kim Sam Soon (내 이름은 김삼순) que no haya sido dicho ya en otro lado, expresado de una manera más bella o analizado más intrínsecamente. Busco palabras y lo cierto es que no encuentro ninguna... que hasta da vergüenza intentar hablar de un show así.


MNIKSS fue uno de los dramas más populares del 2005, con decir que que prácticamente un 60% de Seúl encendió sus televisores para ver el final. Sin embargo, sabemos que el ráting no asegura que la serie sea buena. El público no es infalible. Ya lo hemos visto con Boys Over Flowers, una serie más reciente y cuyo nombre, al menos, tienen que haber escuchado, que también gozó de una popularidad irrisoria que, francamente, no se relaciona en absoluto con la calidad prácticamente inexistente de este show. 
Entonces la pregunta es... ¿Cumple las expectativas? ¿Se merece todas sus ovaciones, los halagos, los monólogos disparatados de fans a las 4 de la mañana?
La respuesta es sí. 







Para todas las mujeres promedio del mundo...


De acuerdo a un estudio, 73% de mujeres coreanas están convencidas de que son gordas. Eso es 7 de cada 10. Nuestra protagonista, Kim Sam Soon no es una excepción. Incluso aumentó siete kilos después de que le rompieran el corazón.
Es una simple mujer de 29 años con una vida promedio. No fue a la universidad. No tiene un departamento propio ni un auto. No tiene novio. A pesar de tener una licencia de pastelera, fue despedida en nochebuena del año pasado. Ella es tal y como todas nosotras.
A mujeres como ella les gustan esos romances de película, pero saben que nunca tendrán uno así. Creen en que serán felices si aman su profesión. Muchas de ellas sueñan con recorrer el mundo durante su vida entera. Algunas veces se enrojecerán cuando hombres más jóvenes coqueteen con ellas. Comenzarán a sentirse presionadas por el paso del tiempo, con miedo de envejecer. Aún así seguirán soñando un sueño de que algo grande suceda, algo que despierte sus sueños dormidos.
Este drama está repleto de personajes interesantes y atractivos. Todos tienen personalidades únicas y rasgos intrigantes.

La trama del drama es sencilla, pero ofrece algo para todos. Serás capaz de identificarte con varios personajes dentro de la historia. Sus corazones se romperán, pero aún así serán capaces de sobrellevar estos romances fallidos y de seguir adelante. Trabajan, se estresan, ríen y lloran. Buscan algo que cure sus heridas. 
texto traducido y adaptado; source. Hancinema

Cuando terminé de verla por primera vez, supe que estaba frente a algo diferente. No sabía reconocer muy bien qué, exactamente, y lo cierto es que me sentía un tanto decepcionada. Tuvo episodios geniales, sí, y hubo escenas que me dejaron reflexionando, pero no me parecía que tanta fama y halagos estuvieran justificados - de hecho, no pude evitar comparar esta serie con Dal Ja's Spring, que había visto antes, y a mi parecer esta última se merecía su popularidad mucho más.
Entonces, claramente, sentía curiosidad. ¿Por qué era, ante los ojos de los demás, un drama tan genial? ¿Qué tenía de especial, exactamente? No alcanzaba a verlo. 
De hecho, si hubiera escrito esto un mes atrás, esta reseña sería muy diferente. El destino no debe haberlo querido así (xD), porque un día una amiga vino a casa, y de entre todas las cosas que podríamos haber hecho, terminamos viendo un drama... que no fue otro sino el de Sam Soon.
De muchas formas, fue como si ambas lo estuviéramos viendo por primera vez. Me encontré ahogando gritos ante escenas que antes había visto sin que se me moviera un pelo, o matándome de risa ante conversaciones que, recuerdo muy bien, hasta y me habían parecido aburridas. Pero ante lo que me maravillé fueron todas aquellas sutilezas que no noté al comienzo, detalles aquí y allá, reacciones, expresiones en las caras, movimientos de manos... la lista sigue y sigue.
My Name is Kim Sam Soon no es un drama que se distinga por sus efectos especiales, ni su banda sonora (aunque sea excelente) o su escenografía. MNIKSS se distingue por la ausencia de todos estos decorados, por el simple uso de las cámaras, por actuaciones naturales, no melodramáticas, y por todo lo que no dice y que deja al espectador, como un delicioso chocolate que puede llegar a evocar miles de emociones distintas dependiendo de quién lo coma.

Lo cierto es que... no es un drama que recomiendo para los que recién iniciados, o los muy jóvenes. Es una serie que no explica mucho y, por lo tanto, uno necesita poseer ciertos conocimientos previos, tanto de la cultura coreana en general como de los arquetipos de "Protagonista Masculino" y "Protagonista Femenina", para poder apreciarla completamente. Además, las emociones más fuertes que nos puede llegar a causar nacen de nuestra capacidad y posibilidad de conectarnos con los personajes - es difícil a veces comprender la seriedad de Sam Soon ante ciertos temas si un@ nunca ha tenido que sobrellevar una situación similar.
El alma de este drama es, justificadamente, Kim Sam Soon. Kim Sun Ah hizo un trabajo maravilloso interpretando a esta mujer regordeta y de boca audaz que a pesar de todo lo que ha pasado en su vida elige seguir apostando por su propio final "y vivieron felices por siempre...", en vez de conformarse por una vida tranquila y rutinaria.
... En realidad, eso no es correcto. Sam Soon busca esa vida tranquila y rutinaria, pues no es una mujer complicada y sabe que la felicidad reside en las cosas sencillas, pero quiere compartir ese estilo de vida con el romanticismo y la fantasía. Ya su madre le dirá en varias ocasiones (con palabras menos amables), que "está demasiado vieja" y que tiene que apresurarse antes de que parta el último tren de Matrimonio Express. Sin embargo, a lo largo de la serie veremos entre sonrisas y algo de pena cómo elige continuar apostando por la promesa de algo que podría llegar a ser especial.

Lo que resonó en mi más que ninguna otra cosa fue el diálogo que comparten ella y el protagonista, Jin Heon (o Jin Hun, interpretado por Hyun Bin) en cierto episodio, en cierto baño. Siento que eligieron las palabras correctas para el mejor momento posible, en un instante donde Sam Soon exterioriza sus frustraciones y sus ilusiones, donde la realidad y sus fantasías se encuentran a medio camino en una acción que le deja sabor agridulce.

"Justamente! Estamos aquí (...)No pido un gesto romántico de aquellos,


no quiero la gran cosa, pero tenía que ser ésto?"
Sam Soon se encuentra en la horrible situación de darse con que una es el personaje secundario de su propia vida - en efecto, las cosas que le suceden son malas y, cuando buenas, vienen de a poco y en dosis pequeñas. No es de extrañar que cuando finalmente todo parece andar bien tenga miedo de que su felicidad se termine, pues la vida la ha vuelto así de temerosa.
He leído comentarios donde dicen que tiene a tres guapos y exitosos hombres detrás de ella, lo cual no es muy realista para una mujer de su edad y situación, pero no estoy de acuerdo. Sí, cierto, tres hombres "la quieren", pero en realidad sólo uno de ellos es válido. Min Hyun Woo (Lee Kyoo Han), su ex-novio, la busca en un acto de codicia y soberbia similar al de un niño que no quiere un juguete pero tampoco que alguien más lo tenga, y el "Misterioso Perfecto" que se presenta en varios momentos claves hace las veces, a mi parecer, de alegoría de una vida tranquila y cómoda que podría llegar a tener si renunciara a su búsqueda de algo más.  
Es una mujer egoísta, que sabe lo que quiere y no se anda con estupideces de "¿Quién? No, ¿Cómo me va a gustar ése a mí?" - más importante aún, cuando llega el momento de la verdad no se vuelve tímida y dice y hace lo que piensa, actuando para proteger (y para obtener) aquello que está buscando. No sé en cuántas situaciones mientras miraba la serie se me vino a la cabeza esa cita de la película Notting Hill, "Sólo soy una chica parada frente a un chico, pidiéndole que la quiera". Lo peor (o mejor) de todo, es que a menudo llegamos a preguntarnos si realmente terminará siendo querida.

Encontré muy interesante que el primer amor de Jin Heon, Yoo Hee Jin (Jeong Ryeo Won) siguiera todas las "reglas" del arquetipo de "Protagonista Principal". Es ella la que hace grandes sacrificios por su amor, ella la que es malentendida, ella es la que tiene la oposición de la familia, ella es el interés amoroso de los dos protagonistas - vamos, que incluso [SPOILER]hasta es a ella a quien visita nuestro estimado Mister Clichè, el cáncer[/SPOILER]... en fin, que el amor que compartían entre ella y Jin Heon es el más bonito, el más de difícil de mantener, el más propio de las historias de dramas románticos. Sam Soon tiene pocos obstáculos al frente, siendo éstos claramente los más importantes para la historia, pero que no se comparan objetivamente si vemos por cuánto ha pasado Hee Jin para llegar a donde está. Si a alguien le quedan dudas, me gustaría que piensen en la escena del hotel y el taxi... cuántos dramas habremos visto en donde una escena así, invertidos los roles, nos hubieran tenido vitoreando y festejando porque el protagonista finalmente entró en razón. Pero en MNIKSS no hacemos nada de eso... sólo nos quedamos mirando con ojos vacíos lo que se despliega ante nuestros ojos.




Hyun Jin Heon es una parte fundamental del drama, pero encuentro que no tengo tanto qué decir respecto a él. Siempre me ha parecido que el drama se centra en Sam Soon; Jin Heon está aquí como una especie de catalizador, que bien podría haber sido otro - por mucho que nos pese y duela a  las fans de Hyun Bin. Eso sí, al igual que Sam Soon, yo preferiría apostar por el romance y decir que la relación de estos dos tiene algo especial, algo que la hace compatible y que con otro hombre nunca hubiera sido lo mismo.
Lo que quiero decir respecto a Jin Heon tiene más que ver, de hecho, con el escritor del drama. Después de MNIKSS, Kim Do Woo escribió el guión de What's Up, Fox?, otro drama que sigue la temática de noona-donsaeng, con la diferencia de que en éste último el conflicto de edad es el problema principal. 
Me sorprenden ambos protagonistas, los hombres jóvenes, ya que Kim Do Woo elige no hacerlos más maduros que sus "Noonas", y explora así de forma más realista cómo es una relación cuando la mujer es la más vieja (perdón!). Sin embargo, y mientras que en What's Up Fox? el dilema de la edad nos es prácticamente restregado en la cara en cada episodio del show, aquí en MNIKSS el escritor no propone más que unas breves líneas respecto a la inmadurez de Jin Heon, y deja que el resto corra por la cuenta de la interpretación del actor.  
Jin Heon es mucho más inmaduro que Sam Soon, y eso lo podemos ver en cuantiosas ocasiones, muchas de las cuales se nos presentan sin "prejuicio" alguno y es el espectador quien termina juzgando si su actitud es infantil o no. Por ejemplo, siendo más cercana en edad a Jin Heon que a Sam Soon, en varios momentos me encontré dándole la razón a él y no a ella, sin darme cuenta que se debía a que nuestros puntos de vista eran similares por nuestra edad (Bueno, digo esto, pero con 27 años Jin Heon debería haber sido más maduro...) 
Todo esto es gracias a la interpretación de Hyun Bin, y sé que Jin Heon no me hubiera caído tan bien de no haber sido por él. 

Dejé a "Henly!" para el final, siendo que su actuación principiante es uno de los puntos débiles de la serie. Henry Kim (Daniel Henney) trae un remanso de paz durante las escenas más convulsionadas, y el cariño que siente hacia Hee Jin me sigue pareciendo cálido y enternecedor. Quién sabe, quizás es así porque ese cariño no estaba profesado hacia nuestra protagonista, o porque cierto es que "El niño tiene una sonrisa bonita", pero me alegro de que lo hayan colocado en un rol que no requiriera demasiada habilidad de actuación ni un conocimiento extensivo de coreano. Esas escenas en las que hablan junto a Hee Jin en una mezcla de inglés y coreano me entibiaron el corazón.
Como muchos otros, mi escena favorita con Henry es cuando se encuentran él y Sam Soon en el hotel de Jeju, y en una mezcla de coreano, francés e inglés  Sam Soon intenta, infructuosamente, compartir sus inquietudes. El diálogo donde habla de las magdalenas y del libro de Marcel Proust... genialidad pura.


Y eso es sólo el casting principal. MNIKSS está repleto de personajes entrañables y originales, como la Presidenta Nah (Nah Mon Hee), su genial secretaria, la Gerente Oh (Yeo Woon Kye), la hermana, el chef Hyeon Woo (Kwon Hae Hyo)... cada uno de los cuales merecen crédito por su maravillosa interpretación.

______________________________________________________________________
Comentarios Finales
MNIKSS puede resultar, para algunos, similar a un vino: su verdadero sabor se aprecia a través de un gusto adquirido. Los primeros episodios son especialmente raros, con algunas escenas disparatadas que parecen extirpadas de los desvaríos de una mujer.

El drama es una comedia, y divierte a más no poder. Cuando no estés riendo estarás preocupado por lo que sucederá a continuación, y es probable que termines perdiendo un par de horas de sueño por su culpa. Sus mejores momentos, sin embargo, no vienen de la comedia, sino de los mensajes que termina comunicando.

A observar: Kim Sam Soon al 100%. La relación entre Sam Soon y "Sam Shik". Los golpes que le propina la Presidenta Nah al pobre Jin Heon.

El final dejó a algunos insatisfechos (esto es lo que escribo siempre...), pero lejos de parecerme abierto o demasiado realista, me pareció que el show terminó en una nota optimista mucho más esperanzadora que otros. 

Se trata definitivamente de una de mis series favoritas, un drama obligatorio.

Puntuación Final: 10/10.
___________







Entradas más Populares

 
KCorner Copyright © 2010 Prozine Theme is Designed by Lasantha Home | RSS Feed | Comment RSS